martes, 4 de septiembre de 2018

thumbnail

Ansiedad en el estómago: causas y síntomas

¿Tienes problemas de estómago por ansiedad? ¿Cómo combatir los nervios en el estómago cuando te encuentras en una situación difícil y notas como un cosquilleo, o incluso dolor de estómago o las tripas revueltas, sin que la situación parezca solucionarse nunca?

Las úlceras en el estómago por estrés son muy habituales en las personas sometidas a situaciones de mucha convulsión o agitación. Sin embargo, muchas veces el problema está sólo en cómo nos enfrentamos a las situaciones, cómo las asimilamos mentalmente, lo que tiene una respuesta fisiológica.

Nuestro está también acostumbrado a reaccionar de una forma determinada, y nuestros genes también influyen. Ahora bien, existen maneras que te pueden ayudar a aliviar los síntomas de nervios en el estómago o las palpitaciones debido a una situación de mucha ansiedad.

Nervios en el estómago: síntomas y causas de la ansiedad en el estómago

dolor en el estómago por ansiedad


Los nervios en el estómago pueden tener un síntomas muy variables, desde las simples palpitaciones en el estómago, hasta una sensación de nerviosismo, miedo y dolor abdominal muy molesto e incómodo.

Puedes sentir síntomas tales como:

  • Sensación de tener el estómago lleno o revuelto.
  • Náuseas y vómitos.
  • Diarrea
  • Dolor en la laringe
  • Etc.
Muchos de estos problemas se debe a que, en los momentos de ansiedad, todo nuestro sistema nervioso y todo nuestro cuerpo está sobre-activado y sobre-estimulado. Eso quiere decir que muchas de las funciones que desarrollamos en estado de calma, como la segregación natural de jugos gástricos, se paralizan o se reducen durante este período de extrema tensión.

El problema está, claro, en que no todo lo que nuestra mente interpreta como situación de peligro es realmente una situación de peligro vital para nosotros. Se trata de una respuesta fisiológica del organismo ante la interpretación que nuestro cerebro realiza, de manera casi automática, activando todo nuestro sistema nervioso.

La ansiedad en el estómago, durante un tiempo prolongado, puede generar problemas de salud que conviene prevenir y tratar. Lo más aconsejable es reducir el estrés, acostumbrándonos paulatinamente a las situaciones que nos generan más miedo, por un lado, y por otro, buscar tiempos de calma y relajación para reducir el estrés.

Consejos para reducir los nervios en el estómago

Muchas veces estamos tan concentrados en nuestros síntomas de ansiedad, que estos aumentan una y otra vez. En cambio, cuando los ignoramos o quitamos importancia, tienden a desactivarse paulatinamente.

Nuestro cuerpo está acostumbrado a dar una respuesta fisiológica determinada, y no es algo que se vaya a cambiar así como así porque hagamos un esfuerzo mental para no preocuparnos.

No obstante, la cuestión no es eliminar síntomas, sino reducir la sobre-activación para poder desarrollar una vida más normal y tener un mejor control de nuestro cuerpo. Si aprendemos a no sentirnos incómodos o en peligro en situaciones que no lo son, todo eso irá teniendo una influencia positiva sobre nuestro organismo a largo plazo.

Con todo, los nervios en el estómago podrán seguir apareciendo en situaciones de incertidumbre, donde sentimos que no podemos controlar nada. En estos momentos, lo más recomendable es poner en práctica lo que hemos aprendido.

  • Respirar hondo y contener la respiración para crear un efecto relajante, que nos ayude a reducir las palpitaciones en todo el cuerpo.
  • Tratar de no concentrarnos en nuestros síntomas, sino buscar alguna solución práctica que nos ayude a sentirnos mejor. Caramelos, yogures y alimentos que ayuden al tránsito intestinal y nos ayuden a reducir la acidez.
  • Cuidar nuestra dieta para evitar alimentos que puedan contribuir a tener problemas de estómago. Evita por ejemplo los gases y bebidas con gas.
  • Tratar de reducir el estrés de nuestra vida diaria, buscando situaciones relajantes y concentrando nuestra mente en otras actividades ajenas a la que nos tiene más preocupados.

Esperamos que estos consejos te sirvan para combatir los nervios en el estómago, así como a entender sus causas. Por supuesto, también es aconsejable que acudas a tu médico, le cuentes la situación y busques soluciones, no lo asumas como si fuera algo que no se puede cambiar, ni combatir.

No hay comentarios