viernes, 22 de junio de 2018

thumbnail

Cómo afrontar la ansiedad en la pareja

La pareja es el ámbito donde muchas veces se pueden ver todas nuestras inseguridades, nuestros miedos y, sí, nuestra ansiedad.

¿Cómo afrontar la ansiedad de mi pareja? ¿Qué pasa si la otra persona tiene dudas? ¿Qué ocurre cuando la otra persona ama de manera muy ansiosa y es muy celosa?

Los casos son infinitos, hasta el punto de que no me veo con capacidad para tratarlos todos. Pero sí que voy a dejar algunas ideas y consejos que te pueden ayudar si te encuentras en situaciones como éstas.

Ansiedad al pensar en mi pareja

afrontar la ansiedad en la pareja


Uno de los problemas que puede que te encuentres sea que tienes ansiedad al pensar en tu pareja. Me gusta que lo planteemos de esta forma, porque no es tu pareja la que te genera ansiedad.

La ansiedad es un proceso interno, mental, que tiene que ver con nuestras expectativas. Hay quien dice "mi pareja me provoca ansiedad", pero nunca puede ser algo externo lo que nos produce la ansiedad, sino el cómo nos lo tomamos.

Habrá situaciones mejores o peores en las relaciones de pareja, pero todo tiene que ver con nuestra mente y cómo reaccionamos. Con esto no quiero decir que tú seas culpable de la situación. Simplemente, sólo quiero que entiendas que lo que pasa fuera de tu cerebro no determina lo que pasa dentro. Influye, pero no determina.

Cuando hablamos de ansiedad en parejas, podemos encontrarnos al menos con dos tipos de problemas de pareja:
  • Mi novio o mi novia me agobia, me siento falto de libertad y de independencia.
  • No puedo vivir sin mi pareja, me llena de ansiedad no pasar las 24 horas del día a su lado.
De ambas formas se sufre y ambas situaciones pueden dar lugar a conflictos de pareja que terminen en una ruptura.

Si te das cuenta, en el primer caso sufrimos porque sentimos que tenemos demasiada seguridad, está todo demasiado atado. Falta libertad, falta algo de incertidumbre. Puede que notemos que nos falta tiempo para nosotros mismos, o nos gustaría hacer determinadas cosas que no podemos hacer con nuestra pareja.

En el segundo problema, estamos experimentando quizás un exceso de dependencia de nuestra pareja. Es decir, no podemos hacer nada solos porque tenemos miedo a la pérdida, o porque no nos sentimos bien con nosotros mismos. Detrás de esto, puede haber problemas de autoestima. Sólo nos sentimos seguros de nosotros mismos cuando estamos al lado de la pareja.

¿Cómo solucionar problemas de pareja?


Diría que este tipo de problemas son el pan de cada día de muchas parejas. Aprender a gestionar los conflictos y a buscar formas de reducir la ansiedad es lo que nos ayudará a evitar o afrontar crisis de pareja. En esta línea, siempre es bueno que ambos colaboren para llegar a acuerdos, aceptarse, comprenderse e impulsarse el uno al otro a mejorar.

Una forma de tratar de aprender a gestionar el conflicto es buscando nuevos recursos. La terapia de pareja puede ayudar a que ambos miembros puedan conocerse mejor a sí mismos, saber comunicar lo que necesitan y empatizar el uno con el otro para encontrar una solución.

Hay muchos tipos de terapia para parejas. En todas ellas se trabajarán diferentes técnicas para tratar de entender y resolver los conflictos, establecer objetivos mutuos y aprender a respetarse el uno al otro.


Ansiedad y dudas en la pareja

Tengo ansiedad hacia mi pareja porque ésta tiene dudas sobre la relación, ¿qué puedo hacer? Este tipo de temor y de preocupaciones es completamente normal cuando el otro nos está haciendo sentir que la relación peligra, que las cosas están próximas a romperse.

Una de las dificultades que se pueden presentar en estos momentos es la falta de comunicación. Es decir, puede que el otro no manifieste sus dudas de forma verbal, sino que lo haga mediante comportamientos pasivo agresivos, desdenes, silencios, insensibilidad o miradas de desprecio.

A veces las cosas pueden estar únicamente en nuestra cabeza. Si tenemos ansiedad hacia la pareja, es posible que interpretemos cosas que no tienen nada que ver con su amor por nosotros o no como algo negativo. Por ejemplo, me refiero a las situaciones en las que sentimos celos constantes de la otra persona, aunque ésta no nos esté dando un motivo real para sospechar.

Muchos de estos problemas de pareja tienen que ver con necesidades no satisfechas. Es decir, sentimos que nos gustaría recibir más y que no estamos recibiendo lo que queremos. Este tipo de cosas hay que hablarlas de manera quieta y pausada para ver cuál es el problema.

A veces es cierto que nuestra pareja no nos presta atención, pero otras veces, nuestro exceso de dependencia nos puede llevar a exigir al otro una atención constante, cuando éste necesita algo de libertad y de espacio, lo que no quiere decir que esté pensando en romper la relación.

Ansiedad al comienzo de una relación

Empezar una relación de pareja puede ser complicado. Especialmente si hemos tenido ya otras parejas anteriores, pero también cuando es la primera vez que vivimos una relación.

Los primeros momentos de una relación de pareja muestran a la persona cómo se siente. Es un proceso complejo de autoconocimiento y de conocimiento de la otra persona

Hay personas que suspiran por tener una relación, que están constantemente buscando pareja. Sin embargo, una vez se encuentran dentro de ella, empiezan a notar toda una serie de miedos y sensaciones de una enorme ansiedad.

  • Empiezan a sentir que necesitan espacio, se sienten agobiados por la relación.
  • Se fijan cada vez más en los posibles "defectos" de su pareja, comparándola con otras personas
  • Tienen miedo a que su relación termine como otras relaciones
  • Sienten temor ante el hecho de que su pareja descubra problemas íntimos que no quiere compartir
  • Ve una contradicción entre mantenerse en pareja, o con esta pareja, y hacer realidad sus sueños y planes
  • Etc.
En estos casos, las relaciones están en una fase muy frágil, donde los temores pueden acabar llevándonos a autosabotear nuestra relación. Es decir, haciendo cosas para que la otra persona se harte de nosotros, aunque no le digamos claramente que no queremos continuar.

Cuando una relación comienza, es importante conocerse y aprender a tratarse. Debemos pensar también que no hay ninguna relación que pueda sostenerse si siempre actuamos con egoísmo, dejando a la otra persona a un lado.

Independientemente de que decidas cambiar de pareja o no, hay personas que lo que necesitan es cambiar ellas mismas. Aprender a abrirse al otro, negociar, hacer renuncias, llegar a acuerdos, ganar confianza.

Ansiedad por separación de pareja

Otra de las fases en las que es posible notar la ansiedad es debido a la separación. Puede tratarse de una ruptura momentánea, "darse un tiempo", o simplemente que nuestra pareja haya ido al gimnasio en lugar de salir a pasear con nosotros y nos empezamos a subir por las paredes.


En cualquiera de los casos, en mayor o menor medida uno de los miembros de la pareja siente una fuerte ansiedad debido a que se encuentra lejos de la persona amada. Persona que puede que la quiera o puede que no, lo cual da lugar a situaciones muy desagradables donde uno de los dos sigue sufriendo y sufriendo por el otro, aunque éste no aporte a la relación.

La ansiedad por separación puede darse también por situaciones externas. Por ejemplo, que uno de los dos se haya ido a otro país por razones de trabajo, o que viaje muy a menudo, mientras que su pareja permanece en casa esperándole y pensando en él o en ella, aunque éste quizás no haga lo mismo porque esté ocupado con otras cosas.

En cualquier caso, este tipo de sentimientos suele ser profundamente muy doloroso y a veces no disponemos de los recursos para llevarlos solos. Por eso, la atención psicológica puede ser de gran ayuda para aprender a enfrentar esta fase de la relación y saber valorarse a uno mismo.

Para terminar, me gustaría dejarte claro que un psicólogo no debería nunca decirte si debes dejar o no a tu pareja. Esa es siempre tu decisión. Salvo casos muy alarmantes, donde claramente corres peligro y el psicólogo te muestre que estás siendo víctima de violencia de género y necesitas ponerte a salvo, siempre debes ser tú el que tome decisiones de acuerdo con tu conciencia.

El psicólogo sólo te dará los recursos para que busques en tu interior y puedas conocerte mejor a ti mismo para sentirte más seguro ante los pasos que vayas a dar.

Espero que no te encuentres en ninguna de estas situaciones. Pero si lo estás pasando, confío en que este post te haya ayudado a tener más herramientas para afrontar la ansiedad y enfrentar los conflictos en la pareja con más confianza.

No hay comentarios