sábado, 18 de marzo de 2017

thumbnail

¿Por qué tengo ansiedad al despertarme por las mañanas?

Es posible que alguno de vosotros haya notado que tiene más ansiedad por las mañanas que por las noches. Quizás, piensas, puede deberse a que por la mañana es cuando tienes todo el día por delante. Y los acontecimientos futuros te dan miedo. En cambio, la noche invita más a olvidarte de lo que ha sido. Pero, en realidad, ¿por qué tengo ansiedad al despertarme por las mañanas?

Lo cierto es que no hay un patrón para la ansiedad. Y, de hecho, hay personas que tienden a preocuparse mucho más por las noches. A pesar de que por las noches es cuando se supone que nuestro cuerpo está más relajado, hay personas que no pueden conciliar el sueño o tienen insomnio por ansiedad.

Creo que es algo que depende de cada persona y del estímulo o estímulos específicos a los que tiene miedo y le hacen ponerse a la defensiva.





¿Tienes ansiedad por las mañanas o por las noches?

ansiedad al despertarme por las mañanas


Si tienes ansiedad por las mañanas, es probable que tengas un problema para enfrentar los acontecimientos del día.

  • Sin ir más lejos, el mero hecho de levantarte y dejar de esconderte debajo de la manta.
  • Desplazarte al lugar de trabajo y ponerte a trabajar.
  • Si eres estudiante, ir a la universidad, volver a encontrarte con tus compañeros y amigos, hacer los trabajos de cada día, estudiar futuros exámenes...
  • No acabar pendiente de mil distracciones para evitar lo que tienes que hacer (procastinar). Entre ellas, las redes sociales, que ya dijimos que a veces pueden ser muy perjudiciales para la ansiedad.
En definitiva, hay mil cosas que pueden ser causantes de tu ansiedad si tú percibes esas cosas como "amenazantes", como algo que te desestabiliza y ante lo que no vas a saber cómo reaccionar, cómo actuar ante eso.

¿Cómo despertarnos por las mañanas sin ansiedad?

Cuando sientes mucha ansiedad por las mañanas, puede ser que sea porque tienes cosas que hacer que no te gustan durante ese día. En este caso, te queda consolarte con el hecho de que, cuando hayas terminado, volverás a estar tranquilo. Tener algo de ansiedad anticipatoria es normal cuando tienes hacer algo nuevo.

El problema viene cuando tienes ansiedad por las mañanas todos los días... porque no te gusta tu vida. En tal caso, te puedo recomendar estas cosas que creo que son las únicas alternativas que tienes.

1. Cambiar tu contexto

¿No te gusta tu día a día? Traza un plan para cambiarlo, ya sea mudándote de ciudad, o introduciendo modificaciones en tu rutina.

Una de las cosas que tenemos que hacer para vencer la ansiedad consiste en cambiar de contexto (cambiar de trabajo, dejar la carrera y apuntarse a otra, etc.), pero si seguimos teniendo los mismos patrones de pensamiento, reproduciremos nuestros esquemas mentales negativos en esos nuevos escenarios.

Lo importante cuando cambiamos de contexto, sin embargo, es que supone un aprendizaje. Nos ayuda a comprobar hasta qué punto nuestros sentimientos son resultados de la "situación" y no de nosotros mismos. Y a veces te llevas la sorpresa de que sí, la situación era muy jodida, el problema no era realmente tuyo. O, cuando menos, el único problema fuera que "te metiste en esa situación".

2. Reinterpretar la realidad que ya vives

Por eso, lo esencial no es simplemente cambiar de contexto, ver otra cosa diferente en nuestro día a día por las mañanas. Se trata también de cambiar la manera en la que lo interpretas, o introducir pequeñas modificaciones en tu día a día para que haya un cambio en tu percepción. Por ejemplo:

  • Levántate muy temprano para hacer algo que te guste: leer ese libro que te tiene atrapado, o irte a correr unos 30 minutos.
  • Dedicar un tiempo a meditar sobre tu vida, pero de forma positiva, con perspectiva y sin culparte. Siendo comprensivo contigo mismo.
  • Introducir un nuevo desayuno, hacer dieta, cambiar tus hábitos de vida.
  • Tener un plan para "salir de la situación". Tomar decisiones y aprender a cumplirlas. Vencer tu zona de confort.
    Tenemos que cambiar nuestra manera de interpretar las situaciones en las que nos vamos a meter... Y no pasa nada si te has metido en ellas. Porque todos los fracasos son información que se va acumulando en tu cerebro y, si los interpretamos correctamente, nos ayudan a rendir más y evolucionar.

    "Por ejemplo, si tienes ansiedad por llamar a tu ex, tendrás que aprender cómo manejar tu mente en los procesos de desamor. Aprender a valorarte y respetarte a ti mismo/a antes de que la ansiedad amorosa llegue demasiado lejos".
    En todo caso, lo más maravilloso del cerebro humano es que tiene capacidad de aprender, capacidad de habituarse. La paciencia es tu mayor aliado para vencer la ansiedad, especialmente la ansiedad social y la fobia social. Con paciencia no quiero decir "resignación" o "conformismo", sino la voluntad de intentarlo una y otra vez, de distintas formas, sobreponiéndose a las dificultades y aprendiendo de las caídas.

    ¿Tienes ansiedad cada vez que te levantas por las mañanas? ¿Cómo es tu día a día? ¿Te gusta la vida que estás viviendo?

    No hay comentarios