sábado, 18 de febrero de 2017

thumbnail

Qué es la ansiedad reactiva y cómo vencerla

Cuando hablamos de ansiedad en este blog, normalmente nos referimos a personas que tienen el trastorno de ansiedad generalizada. O también a los lectores que tienen fobias específicas. Pero en el post de hoy quisiéramos referirnos a las personas que tienen algún trastorno de ansiedad reactiva o un trastorno ansioso reactivo.






Definición: qué es la ansiedad reactiva


ansiedad reactiva

No he encontrado la definición propiamente como tal en Wikipedia, aunque sí la de "depresión reactiva", que es bastante parecida. Se trata de:

un trastorno adaptativo con estado de ánimo deprimido que se produce como respuesta ante un acontecimiento negativo de la vida del sujeto.
Este tipo de depresión no necesariamente surge nada más ocurrir dicho acontecimiento, puede suceder incluso meses después. Pero es una depresión que está relacionada con ese evento traumático y una de sus manifestaciones son los ataques de ansiedad.

La ansiedad reactiva puede producirse como consecuencia de alguna situación enormemente dolorosa para la persona.
  • Muerte de un familiar, amigo o persona muy cercana.
  • Una enfermedad
  • Pérdida del trabajo, o cambio de situación laboral
  • Duelo por una ruptura amorosa
  • Etc.
No es que estas situaciones provoquen una ansiedad reactiva. Todo depende de cómo las interpretemos, de cómo las encajemos y cómo las enfoquemos. Estas situaciones dolorosas se pueden enfrentar reconociendo su efecto en nosotros, siendo compasivos con nosotros mismos y dándonos permiso para experimentar esas emociones y dejar que salgan de nosotros.

Síntomas de la ansiedad reactiva

La ansiedad reactiva tiene unos síntomas muy intensos, ya que está ligada a una situación muy concreta. Eso provoca que en muy poco tiempo se puedan experimentar síntomas como:
  • Ataques de angustia
  • Sensación de ahogo
  • Presión en el pecho
  • Problemas para dormir
  • Mareos por ansiedad
  • Baja autoestima y depresión
  • Etc.
En estos momentos, siempre es recomendable contar con la ayuda de una persona cercana que nos ayude a pasar este trance.

Si recuerdas, hablamos una vez sobre la diferencia entre la "ansiedad como estado" y la "ansiedad como rasgo".   En este caso, tendríamos que distinguir entre la ansiedad reactiva, que se produce como consecuencia ante un evento, episodio o circunstancia concreta, frente a la ansiedad nuclear, que no necesariamente tiene que ser tan intensa y no está relacionada con un evento concreto, pero sí es más duradera en el tiempo.

Cómo vencer la ansiedad reactiva

Como hemos apuntado, la ansiedad reactiva es limitada en el tiempo. Los síntomas desaparecen cuando la situación que la generó deja de ejercer influencia sobre nosotros.

Por ejemplo, la ansiedad reactiva ante la pérdida de un trabajo puede desaparecer cuando hemos asumido la nueva situación (o cuando encontramos un nuevo trabajo). La desaparición de este tipo de ansiedad está muy intrínsecamente ligada al proceso de duelo, que está formado según Elisabeth Kübler-Ross por al menos 5 fases: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

Insistimos en que es importante contar con la ayuda de un psicólogo profesional que pueda acompañarnos y ayudarnos a superar este momento. Con todo, el secreto para vencer la ansiedad reactiva para por re-interpretar o aceptar el evento o suceso que la originó.

Cambiando nuestra manera de verlo, de interpretarlo, asumiéndolo como una realidad con la que tendremos que convivir, aunque sea dolorosa. Aceptando, en definitiva, que tenemos que adaptarnos. Es un trastorno de adaptación. Cuando empezamos a dar pequeños pasos, las cosas poco a poco se van calmando.

Espero que este artículo te haya resultado útil. Si has pasado por alguna de estas circunstancias, te invito a que nos dejes un comentario.

No hay comentarios