domingo, 12 de febrero de 2017

thumbnail

¿Cómo te ayuda el deporte a vencer la ansiedad?



Una de las mejores cosas que puede hacer una persona para vencer la ansiedad es hacer deporte. Cuando hacemos deporte, liberamos endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad. Y eso puede hacer que cambie nuestro humor y nuestra actitud ante la vida. Aunque te cueste creerlo, lo cierto es que nuestro cuerpo y nuestra mente están altamente conectados.

¿No te ha pasado nunca que estabas triste o enfadado por algo, te has comido un chocolate y al cabo de un rato se te había pasado? Pues no hay magia ninguna, ni es simplemente el sabor del chocolate. Es que el chocolate libera endorfinas, produciendo una agradable sensación de bienestar que, sí, influye en tu estado de ánimo.

Pero esto no es el único motivo por el que hacer ejercicio o hacer deporte es bueno para la ansiedad. Déjame darte algunas razones más, ya que entiendo que a veces puede resultar difícil empezar.

Ventajas de hacer deporte para superar la ansiedad

El deporte para mí encierra un montón de ventajas que te ayudan a tomar posición en la vida, así como a superar la ansiedad.

1. Te da la oportunidad de tener una meta. Ya sea caminar durante 1 hora, correr 30-40 minutos o jugar un partido de fútbol, en el ejercicio siempre hay un objetivo. Algo que tienes que hacer. Y cuando tienes un objetivo, empiezas a meterte en esa dinámica. Empiezas a luchar. Y cada vez quieres más.

2. Te ayuda a hacer catarsis. Cada vez que había momentos duros en mi vida, en los que no sabía muy bien que hacer, me he ido a algún parque a correr. He empezado a dar vueltas y vueltas escuchando música hasta que la percepción sobre mí mismo y sobre mis capacidades ha cambiado.

3. Lo puedes hacer. Vale, todo el mundo no. Pero depende de lo que entiendas por hacer ejercicio. Todo lo que te suponga un esfuerzo, un esfuerzo importante, puede considerarse ejercicio. Tanto si estás en un hospital haciendo ejercicios de rehabilitación, como si te estás preparando para una maratón. La cuestión es que el ejercicio sea lo suficiente exigente para ti.

4. Te ayuda a socializar. Hacer ejercicio también puede ser una buena opción para socializar y conocer a otras personas. Puedes unirte a un grupo de running, apuntarte a un gimnasio o acudir a una clase de natación o lo que sea. Tendrás la oportunidad de encontrarte con otras personas.

5. Te ayuda a cuidarte y mejorar tu atractivo. Cuando haces ejercicio, además, consigues ponerte en mejores condiciones físicas. Y eso deja unos resultados que se sienten incluso después de haber terminado la actividad física. Tú mismo vas notando los resultados e incluso te empiezas a sentir mejor contigo mismo.

¿Practicas algún deporte, o haces ejercicio de forma habitual? ¿Cómo te ayuda a luchar contra la ansiedad? Me gustaría leer tus opiniones.

No hay comentarios