lunes, 20 de febrero de 2017

thumbnail

La ansiedad por viajar: un problema que se puede superar

ansiedad por viajar

Seguro que en más de una ocasión has sentido ansiedad por viajar o al inicio de un viaje. Llegas al aeropuerto con prisas, vas con la cabeza pendiente de la maleta, las puertas de embarque, los niños, los guardias de seguridad, que si quítate el cinturón, que si ahora te registran porque no pasas el detector de metales... de locos.

Si para las personas que habitualmente no tienen ansiedad puede resultar pesado, imagínate para los que tienen miedo a viajar o ansiedad por los viajes. Algo que además se puede traducir en ansiedad anticipatoria, o incluso un ataque de ansiedad en determinados momentos.

Sin embargo, nos gustaría tranquilizarte y ayudarte a pasar este mal trago. Porque lo más importante es entender que se trata, ni más ni menos, que una respuesta adaptativa, aunque se manifieste a veces de forma tan exagerada.

¿Por qué tenemos ansiedad por viajar?

Hay gente a la que no le gusta nada viajar. Y a otros a los que sí les gusta, pero se ponen muy nerviosos. Forma parte, en cualquier caso, de la emoción de la aventura. En cualquier caso, lo peor es cuando no te gusta nada viajar y te ves obligado a hacerlo por tu profesión o circunstancias familiares.

Hay muchas cosas de los viajes que nos pueden dar miedo, pero generalmente son las siguientes:

  • Miedo a subir en un avión
  • Miedo a que nos roben durante el viaje
  • Miedo a perder un vuelo, un tren, un autobús, etc.
  • Ansiedad ante los eventos relacionados con el viaje
  • Temor a no ver a nuestra familia y amigos, miedo a la separación.
En los casos más graves de miedo a viajar, esto puede ser síntoma de agorafobia. Lo que nos produce ansiedad, en realidad, es el mero hecho de cambiar de entorno. Percibimos cualquier entorno como amenazante, aunque realmente no haya ningún motivo.

La agorafobia consiste en el miedo obsesivo a los espacios abiertos. Hay personas que temen salir de casa, otras que no pueden estar en un sitio público y pueden sentir un ataque de pánico o de angustia. Se trata de un problema que requiere tratamiento psicológico para aprender a eliminar las ideas irracionales de tu mente sobre el entorno en el que te mueves.

El miedo a subir a un avión

Hay personas que no tienen agorafobia, pero sí tienen ansiedad a subir al avión, por diversas circunstancias. La primera vez suele ser la más difícil, pero una vez que te habitúas, resulta más llevadero, aunque siempre puede haber algo de incertidumbre.

Una de ellas puede ser una experiencia traumática que tuvimos en el pasado con algún avión y que haya derivado en una fobia a volar o aerofobia. Piensan que el aeroplano se va a estrellar, o se sienten encerrados y claustrofóbicos, o manifiestan temores ante las turbulencias del tiempo, o los propios motores del avión.

Hay un blog muy interesante sobre el miedo a volar que te puede resultar de gran ayuda. Se trata de Volar sin miedo, donde se nos explican diversos aspectos sobre el miedo a volar. Afirma por ejemplo que es algo que le pasa al 25% de la población aproximadamente, con lo que no es algo tuyo exclusivo y además se puede superar.

¿Cómo vencer la ansiedad por los viajes?

Es inevitable pensar que durante los viajes vamos a tener algo de ansiedad, pero no tiene por qué ser desagradable, paralizante o tan grave como piensas.

Depende de cómo te mentalices y en qué medida te vayas acostumbrando que puedas vencer la ansiedad a viajar. Yo sólo te doy algunos consejos.

1. Asume que vas a tener un poco de ansiedad, es algo puramente normal. Ahora bien, esa ansiedad no te va a impedir lo que quieres hacer.

2. Sal con tiempo hacia el aeropuerto o donde tengas que ir. Recuerda lo que dijimos sobre cómo gestionar bien el tiempo ayuda a superar la ansiedad. La procastinación es uno de los vicios que hará que tu ansiedad aumente conforme se acerca el momento de tomar el avión.

3. Alimenta tu mente con ideas racionales. No diré simplemente positivas, sino racionales. El avión es el medio de transporte más seguro del mundo, aunque se dé mucha repercusión cuando existe un accidente. Aprende cómo funciona un avión para eliminar ideas irracionales sobre lo que va a pasar.

4. Entiende que el problema está en la mente. ¿No te ha pasado nunca que viene una persona de otra ciudad a verte, y resulta que va con miedo y desorientado y actúa de una forma que a ti parece extraña? ¿Qué es lo que pasa? Sencillamente, que tú conoces el entorno y te has movido miles de veces por ahí, pero la otra persona no.

5. Piensa en otra cosa. La táctica de desviar la atención ayuda mucho a nuestro cerebro a no pensar en lo que le da miedo. Por eso hablamos de los beneficios de las actividades manuales para vencer la ansiedad. Puedes probar a hacer alguna actividad sencilla, como unos autodefinidos o una sopa de letras, para tener la mente ocupada.

Si tienes problemas de ansiedad por viajar, o miedo a los viajes, te invitamos a que nos dejes tus comentarios a continuación y compartas tu experiencia con nosotros. Quizás entre todos te podamos ayudar.

No hay comentarios