martes, 17 de enero de 2017

thumbnail

Serotonina y ansiedad: ¿qué es lo que deberías saber?

¿Sabes cuál es la relación que existe entre serotonina y ansiedad? Muy probablemente no hayas escuchado esa palabra hasta ahora. Pero quizás te haya ocurrido como a mí, que poco a poco se te haya ido abriendo un nuevo mundo a medida que investigabas sobre la ansiedad y empezabas a conocer tu cerebro.

Cuando se padece ansiedad, una cosa que debemos tener clara es que no tenemos ningún problema de tipo físico. Sin embargo, eso no quiere decir que no se produzcan procesos químicos en nuestro cerebro que influyen en nuestro nivel de ansiedad y depresión.

Concretamente, algo que ocurre en las personas que padecen de algún tipo de ansiedad es que tienen un bajo nivel de serotonina o un déficit de serotonina.

¿Qué es la serotonina y qué tiene que ver con la ansiedad?

serotonina y ansiedad


La serotonina consiste en un neurotransmisor que está presente en nuestro sistema nervioso central. Se libera en el cuerpo a través del triptófano, un aminoácido que podemos encontrar en alimentos como el pavo, el pollo, la leche o los huevos, entre otros.

El efecto que produce esta sustancia es sedante y antidepresivo, por lo que es totalmente contraria a tener un bajo estado de ánimo.

La serotonina cumple numerosas funciones en nuestro organismo. Por ejemplo, permite regular el estado de ánimo, equilibra nuestro apetito sexual o ayuda a regular el sueño. Si recuerdas, hablamos de ella cuando nos referíamos a la relación entre insomnio por ansiedad.

Esta sustancia tiene que ver, por ejemplo, con la sensación de placer y bienestar. Cuando tenemos unos niveles adecuados de serotonina, podemos controlar mejor nuestro apetito, mientras que cuando nuestros niveles son bajos, comemos compulsivamente porque nunca sentimos saciedad. Recuerda el post en el que hablamos sobre Cómo quitar la ansiedad por comer

Cuando nuestra serotonina está baja, este estado se asocia con la depresión, baja autoestima, trastornos de ansiedad y conductas obsesivas.

No es que tengas ansiedad porque tu nivel de serotonina sea bajo, sino que tienes bajo tu nivel de serotonina porque tienes ansiedad. No es simplemente un problema neuroquímico. No obstante, al aumentar tu serotonina, sí que puedes conseguir que tu ansiedad disminuya.

¿Cómo podemos aumentar nuestro nivel de serotonina?

La serotonina viene a ser algo así como "la hormona del buen humor". De modo que, cuando tienes un nivel aceptable de esta sustancia, tienes un gran bienestar.

Hay varias formas de aumentar nuestro nivel de serotonina y de esta forma reducir nuestra ansiedad y mejorar nuestro estado de ánimo.

Una de ellas es hacer ejercicio. Cuando haces deporte, estás aumentando el nivel de serotonina en tu organismo de manera natural.

Otra de esas formas es ingiriendo alimentos que sean ricos en triptófano. Erick Gutiérrez, del programa Vive sin ansiedad, te enumera una serie de alimentos en este vídeo que te ayudarán a aumentar los niveles de serotonina.


Por cierto, vale la pena conocer su método para vencer la ansiedad, ya te he hablado de él en otras ocasiones. Es un programa muy completo en el que profundiza acerca de las causas de la ansiedad. Te ayuda a conocer mejor los procesos que suceden en tu mente cuando sientes ansiedad y te da las claves para poder hacerle frente.

(Como seguramente ya sabrás, participo en el programa de afiliados de Erick Gutiérrez. Al adquirir el método a través del enlace de arriba, estarás colaborando para seguir manteniendo este blog y, al mismo tiempo, accedes a una información de primera mano que te va a ayudar a reducir tu nivel de ansiedad. Aunque decidas no adquirirlo, te invito cuando menos a entrar en la web y ver el material que te ofrece).

¿Aumentar la serotonina con fármacos?

Para aumentar la serotonina, existen también fármacos bajo prescripción médica que te pueden ayudar a aumentar esta sustancia de forma artificial. El problema que se genera debido a estos fármacos viene a ser el mismo que le ocurre a los animales cuando se han criado en jaulas y nunca han buscado su propia comida.

Una vez que dejas de tomar esos fármacos, tu cuerpo no ha adquirido capacidad para producir serotonina en una cantidad suficiente como para evitar la depresión y la ansiedad. Con lo que, a la postre, estos fármacos pueden acabar generando cierta dependencia.

Mi consejo es que apuestes siempre por soluciones y remedios naturales, así como una terapia cognitivo-conductual que te ayude a cambiar tu forma de pensar frente a la ansiedad.

Serotonina y ansiedad tienen así una relación muy estrecha. Ahora que ya lo sabes, quiero que te imagines lo que está pasando en tu cerebro en esos momentos en los que te sientes nervioso. Ahora todo resultará mucho más lógico y racional, todo tiene una explicación, incluso nuestra inquietud e intranquilidad.

¿Conocías el papel de la serotonina en la ansiedad? Espero que este artículo te haya sido útil. Si es así, me gustaría leerte en los comentarios.

No hay comentarios