martes, 31 de enero de 2017

thumbnail

5 consejos para superar la ansiedad por una ruptura

superar la ansiedad por amor

Todos hemos pasado en algún momento por eso. Superar la ansiedad por una ruptura no es fácil. El más formal puede hacer muchas locuras en ese momento. Cuando ves que todo tu mundo se viene abajo y se te queda una amarga sensación de frustración y decepción por cómo han salido las cosas.

No te puedo prometer una varita mágica que pudiera hacer que tu ansiedad por amor desaparezca de repente. Si conoces una, dime cuál es. Yo sólo te puedo compartir algunos consejos que a mí me han servido y que te pueden ayudar a entender mejor la situación que estás pasando. Y que, repito, aunque nos creamos el centro del mundo, le pasa a todos alguna vez.

Cómo superar la ansiedad por una ruptura

Podemos tener ansiedad por muchas causas. Pero lo cierto es que la ansiedad por una ruptura amorosa puede ser una de las más dolorosas y la que afecta más comúnmente a las personas. Puede ser por una relación que no funcionó, o un amor no correspondido, o alguien que te hizo daño.

Veamos cinco consejos que puedes tener en cuenta en estos momentos difíciles.

1. Cuídate como si tuvieras una herida física

Puede que tu dolor y ansiedad sean algo puramente emocional. No te ha quedado ninguna huella física dolorosa. Sin embargo, está comprobado que las heridas sentimentales y los rechazos se sienten de la misma forma en el cerebro que si nos hubieran dado un golpe físico.

Hemos de hacerlos la idea, por tanto, de que deberíamos cuidarnos igual que si tuviéramos una enfermedad. Trátate con cariño, date algún capricho, háblate de forma dulce y cariñosa.

2. Deja salir lo que lleves dentro

Cuando algo te duele de forma muy profunda, lo peor que puedes hacer es guardártelo. Hay que dejarlo salir. Y para eso puedes hacer lo que quieras: hablar con un amigo, ponerte a llorar, enfadarte, distanciarte por completo de la persona con la que has roto (o ha roto contigo).

Date permiso para pasar estos momentos haciendo lo que tengas que hacer. Volviendo al ejemplo de la herida física, es como si en determinados momentos tuvieras que atravesar los síntomas (inevitables) del daño que estás sufriendo. No pueden evitarse; simplemente hay que vivirlos, aunque sean dolorosos.

3. Elimina de tu vida la fuente del dolor

Podrá sonar fuerte, pero muchas veces nos aferramos con toda nuestra alma a algo que no va a funcionar. Algo que ya se ha terminado, después de todos los intentos necesarios para arreglarlo. Hay que saber poner un punto final. Y ese punto tiene que ser implacable.

Lo peor que podemos hacer cuando alguien nos ha hecho daño y la relación se ha roto es seguir viéndose como si no hubiera pasado nada. No se trata de guardar rencor, ni de odiar a la persona que ha roto la relación. Se trata de darnos un tiempo para recuperar el equilibrio emocional y atravesar la situación dolorosa que estás atravesando.

Eliminar a esa persona de tu vida te ayudará, por ejemplo, a no estar pendiente de su Facebook todo el día, o ver la última hora a la que se conectó en Whatasapp. Elimina todo lo que te recuerde a él o a ella. Es como si estuvieras atravesando un duelo.

4. No te recrimines

En las situaciones de ansiedad por desamor, tendemos a hacernos un montón de preguntas.
  • ¿Qué hubiera pasado si lo hubiera hecho de esta forma?
  • ¿Por qué tuvo que hacer eso?
  • ¿Será que ya no soy atractivo/a?
  • ¿Qué es lo que he hecho mal?
Todo son preguntas acerca del pasado, de aquello que tendríamos que haber hecho. Pero una relación es cosa de dos: no importa lo que tuviéramos o no tuviéramos que hacer. Lo cierto es que ya está hecho. Y, de hecho, muchas veces la razón de una ruptura no tiene que ver con nosotros, sino con la otra persona.

5. Quiérete más que nunca

En lugar de odiarte, destruirte o caer en vicios y cosas que puedan hacerte más daño, es el momento de quererte más que nunca. Pasar tiempo contigo, darte un capricho, buscar aquellas cosas que hacías antes de conocer a esa persona, leer un libro, viajar, vivir nuevas experiencias.

Trata de dejar el pasado atrás, dándole a tu mente lo que tu mente necesita. Por el momento, necesitas descanso, tiempo para recuperarte y calma.

Espero que estos consejos te sirvan. Te deseo lo mejor del mundo. Y si tienes algo que compartir, estamos abiertos.

No hay comentarios