miércoles, 14 de diciembre de 2016

thumbnail

Mucho estrés: cuáles son las consecuencias que puede tener en tu vida

Tener mucho estrés puede ser absolutamente normal en algunos momentos de la vida. Cuando estás haciendo un trabajo que requiere mucho esfuerzo. Cuando estás haciendo ejercicio en el gimnasio. Cuando dedicas horas y horas a estudiar un examen. Pero el exceso de estrés puede llegar a ser muy perjudicial.

Muchas personas ignoran el efecto que tiene el estrés sobre sus vidas. Otros creen que el estrés es algo absolutamente malo. Lo cierto es que la verdad está en un punto intermedio entre los dos.

En este post vamos a enumerar los peligros y consecuencias del estrés, pero también veremos los diferentes tipos de estrés, cómo combatirlo y otros puntos. Empecemos por el principio.

Tipos de estrés: el estrés bueno y el estrés malo

mucho estrés


Las personas que hemos vivido las consecuencias y síntomas nefastos de tener mucho estrés tenemos muy claro que no nos gusta esta palabra.

Pero lo cierto es que existen dos tipos de estrés: estrés y distrés. Con el estrés sucede lo mismo que con el colesterol. Hay un colesterol bueno y un colesterol malo, así como hay un estrés bueno y un estrés malo.

El estrés bueno (también conocido como el "eustrés") es aquel que no perjudica a tu vida. De hecho, te impulsa a esforzarte y a luchar por tus metas. Y luego incluso lo puedes recordar con cierto orgullo: "Me pasé horas y horas, días y noches, estudiando y al final saqué un 10 en el examen".

Pero sabemos que hay otro tipo de estrés, el estrés malo (llamado también "distrés"), que es el que nos paraliza, nos desborda, nos hace tener malas sensaciones y con ganas de salir corriendo y tirar todo por la borda. Este estrés es el que tiene consecuencias muy negativas en tu vida y al que tienes que hacer frente cuanto antes por tu propia salud.

Los peligros de tener mucho estrés

Al igual que el estrés puede tener un efecto positivo, hemos dicho que también puede tener un efecto negativo.

Las consecuencias pueden ser terribles en todas las áreas de tu vida. Así que lo mejor es que te pares a pensar si realmente es éste el estilo de vida que quieres llevar.

El "estrés malo" puede generar consecuencias como las siguientes:

1. Puede afectar a tu salud cardiovascular. Una vida marcada por el estrés puede tener consecuencias psicosomáticas fatales en tu corazón. Debemos hacer un alto en el camino y ver que, por importante que sea esa meta, no lo puede ser más que la salud que te impide luchar por realizarla.

2. Perjudica a tu rendimiento laboral. Tener mucho estrés laboral afecta a tu creatividad, tu rendimiento y capacidad. Te levantas de la cama desganado, vas corriendo al trabajo, trabajas rápido y sin pensar, desesperado por cumplir con las exigencias de tu jefe. En lugar de avanzar, tú mismo te das cuenta de cómo el estrés está afectando a tu trabajo.

3. Es malo para tu vida sexual. El estrés es una de las causas que puede influir en la eyaculación precoz y la disfunción erectil. La ansiedad provoca que no tengas una vida sexual satisfactoria. El exceso de autoexigencias y preocupaciones también puede fomentar que tengas falta de deseo.

4. Tener mucho estrés es malo para tu mente. Cuando obligas a tu mente a trabajar mucho, normalmente se expande y se esfuerza más. Pero si esta exigencia es demasiado elevada, los riesgos de que acabes desarrollando sentimientos de poca autoestima, frustración y ausencia de sentido son altos.

5. Compromete tu vida espiritual, social y familiar. ¿Cuánto tiempo dedicas a tu familia debido al exceso de estrés laboral? ¿Cuánto tiempo pasas con tus amigos? ¿Cuántas veces te has detenido a disfrutar de una puesta de sol, o contemplar un pueblecito desde la montaña?

Cómo combatir el estrés en tu vida

Si has llegado hasta porque tienes "mucho estrés", es porque necesitas ayuda. Es un gran paso. Algo no anda bien entre tus prioridades y por eso es el momento de aprender a invertir en ti mismo, gestionar tu mente de forma sana y adecuada y empezar a disfrutar de las pequeñas cosas.

Para combatir el estrés, lo primero que tienes que hacer es un cambio de vida. No es necesario que renuncies a tu trabajo si no es lo que quieres. Pero sí que empieces a mirar las cosas de otra forma, cambiar algunos hábitos y ser persistente en ello para llevar una vida más sana.

Una de las cosas que más ayuda es entender que la ansiedad no es una maldición de la naturaleza. No es algo que "sucede" y no se puede hacer nada contra ello. No es como el sol, que sale todos los días hagas lo que hagas. Si haces cosas distintas, conseguirás resultados distintos.

Empieza por informarte sobre temas de ansiedad. Aprende a cambiar tus pensamientos para cambiar tu forma de vida. Aprende técnicas de relajación que te ayudarán a recuperar el auto-control en esos momentos en los que tu cuerpo dice basta. Descubre cómo disfrutar de momentos de verdadera paz.

Te recomiendo que, si tienes tiempo y quieres vencer la ansiedad en tu vida, te apuntes al programa de Vive sin ansiedad. Yo lo hice y me resultó de gran ayuda para entender algunas cosas que no estaban bien en mi vida.

A lo mejor ha llegado ese momento de buscar ayuda y empezar a ver las cosas de otra manera. 

¿Estás experimentando momentos de mucho estrés en tu vida? ¿Quieres combatir la ansiedad que te producen el trabajo, tu soledad, tu vida de pareja, o tus relaciones sociales? Te invito a que compartas conmigo tu experiencia en los comentarios. Y si te puedo ayudar, no dudes en pedírmelo.

No hay comentarios