domingo, 4 de diciembre de 2016

thumbnail

Dolores musculares y ansiedad: la tensión muscular por estrés

¿Sufres de dolores musculares y ansiedad? ¿Sientes tensión muscular que te hace notar rigidez en las piernas y los brazos? El dolor muscular causado por los problemas de ansiedad se deriva de la tensión muscular y causa molestias físicas en las personas que sufren de algún trastorno de ansiedad.

Quizás tú mismo estés viviendo esta situación y te gustaría encontrar la manera de solucionarla. En este post te hablaremos de los dolores físicos que se experimentan cuando tienes ansiedad y qué soluciones existen.


Dolores musculares y tensión muscular: síntomas de la ansiedad


dolores musculares ansiedad

Hay que decir que los dolores musculares no necesariamente proceden de la ansiedad. La tensión muscular o rigidez en los músculos puede deberse por una variedad de causas:

  • Haber adquirido una mala postura durante mucho rato.
  • Un exceso de frío.
  • Haber dormido mal y en mala posición.
  • Algún problema físico derivado del ejercicio físico.
Sin embargo, la ansiedad emocional también puede ser una causa de la tensión en los músculos, especialmente en las áreas del cuello y los músculos trapecios, pero también en las piernas.





La razón por la que sientes rigidez y tensión muscular es porque tu cuerpo libera hormonas que provoca que los músculos aumenten su tensión. Eso provoca también que te aumente el pulso. Cuando esto se produce de manera excesiva, decimos que sufrimos de una ansiedad paralizante.

"La mente tiene una gran influencia sobre el cuerpo, y el cuerpo sobre la mente".
Estos son algunos de los síntomas musculares de la ansiedad:

  • Tensión muscular en las piernas: tus piernas se quedan como agarrotadas, sientes ciertos temblores debido a la tensión, te cuesta moverte y todo ello acompañado de cierta taquicardia.
  • Tensión muscular en el cuello: la tensión también la notas sobre todo en la parte de atrás de tu cuello. Sientes como un cosquilleo y un tembleque, fruto del exceso de tensión acumulada en esa zona.
Incluso te puedes encontrar con que tienes dolor de cabeza por ansiedad. El dolor de cabeza puede producirse por muchas causas, pero muchas veces se debe al estrés a la que la sometemos por desarrollar una misma actividad estresante de forma muy repetida.

De acuerdo con Medlineplus, llamamos Cefalea Tensional cuando se produce una tensión o contracción en los músculos del cuello y el cuero cabelludo. Muchas veces, esa tensión se produce como una respuesta ante el exceso de estrés y por eso nos duele la cabeza.

Ansiedad generalizada y dolores musculares: soluciones

Las personas que sufren de trastorno de ansiedad generalizada son muy conscientes de los dolores musculares que genera la ansiedad.

Sin embargo, este problema se puede corregir si aplicamos los remedios correctos y no dejamos que el tiempo pase.

Lo primero es adquirir unos pensamientos adecuados sobre cómo funciona nuestra mente y cómo podemos controlarla.

La formación es muy importante. Puedes apuntarte por ejemplo al curso "Vive sin ansiedad" para aprender a eliminar los síntomas de la ansiedad y sentirte más relajado. Muchas personas ya lo han hecho y ha cambiado muchas creencias equivocadas que tenían y les ha servido para tener un mayor auto-control y una vida más placentera.

La ansiedad no desaparece sólo atacando los síntomas físicos, pero sí que puedes poner en práctica estas técnicas para reducir la ansiedad generalizada.

1. Aprende técnicas de relajación probadas para producir una sensación de alivio inmediata en momentos de tensión. Estas técnicas de respiración influyen en tu cuerpo produciendo un efecto positivo que calma la taquicardia y el dolor muscular.

2. Acepta que tienes ansiedad y proponte solucionarlo. Muchas personas no quieren reconocer su problema, o se sienten desgraciadas y no buscan soluciones porque creen que lo suyo es un caso especial. Lo cierto es que sólo existen dos maneras de enfrentar un problema: trabajando en la dirección correcta para superarlo o quedarse a la deriva, lo que hace que el problema vaya aumentando.

3. Relaja los músculos. Para combatir la tensión en los músculos del cuello y las piernas, haz estiramientos.

  • Ejercicio para el cuello. Mueve la cabeza de forma lenta en la dirección de las agujas del reloj y con los ojos cerrados. Di que "no" con la cabeza de forma pausada. Hazlo 5-6 veces. Luego di que "sí" de la misma forma otras 6 veces. Luego "que te da igual", moviendo la mandíbula hacia un lado y a otro de manera igualmente pausada. 
  • Ejercicio para las piernas. Sube la pierna a una superficie y estírala todo lo que puedas para aliviar la tensión. Si no puedes encontrar ninguna superficie alta, entonces flexiónala hacia atrás y sujétala con tu mano, apretando hacia los glúteos.
Espero que estos consejos te sean de ayuda si quieres evitar los dolores musculares producidos por la ansiedad y aliviar la tensión muscular por estrés.

Por último, nos gustaría compartir contigo este vídeo del Foro de Ansiedad, donde puede que encuentres algunas respuestas a tu problema concreto.

No hay comentarios