martes, 6 de diciembre de 2016

thumbnail

Ansiedad sin motivo: qué deberías saber sobre ella

ansiedad sin motivo¿Alguna vez has experimentado ansiedad sin motivo aparente? Déjanos que te describamos la situación. Estás en casa, aparentemente tranquilo, pero en realidad sientes muchos nervios. A tu alrededor no pasa nada, pero notas sudoración, inquietud, incomodidad o incluso algunos síntomas físicos, como dolores musculares.

"¿Cómo es posible que estés pasando ansiedad, si aparentemente no hay ningún motivo?", te preguntarás.






Y créeme que hay una respuesta; siempre hay un motivo, una razón por la que se produce la ansiedad. No necesariamente tienes que estar a punto de dar una charla en público, hablando con la chica o el chico que te gusta o, simplemente, una situación que te provoca mucho estrés y tensión emocional.

La ansiedad sin motivo: qué deberías saber


Vamos a poner un ejemplo muy claro para qué entiendas por qué a veces parece que tengamos ansiedad sin motivo aparente.

La ansiedad es muy rara; a veces está localizada en determinadas situaciones y contextos. Hay personas que aparentemente no tienen ni pizca de ansiedad, son extrovertidos, valientes y no tienen miedo a nada. Pero, por ejemplo, digamos que pueden tener una fobia escondida.

Por ejemplo, tienen miedo a los gatos. Nunca sienten tensión y ansiedad, pero cuando tienen un gato cerca, se ponen malos y empiezan a ponerse nerviosos. Se trata de una fobia o, lo que también llamaríamos una ansiedad localizada. Sólo aparece en determinados contextos y situaciones.

A veces ni siquiera es necesario que haya un gato cerca. Simplemente, que la gente alrededor se ponga a hablar de gatos, o de lo que sea que te produce ansiedad. Sólo de pensarlo ya te empiezas a sentir mal.

En cambio, se te acerca un perro y te pones a jugar con él como si nada.

Ansiedad generalizada: síntomas

Al igual que existe una ansiedad localizada, existe otro tipo de ansiedad, que llamamos ansiedad generalizada o trastorno de ansiedad generalizada y tiene mucho que ver con lo que la gente llama "ansiedad sin motivo".

En este tipo de ansiedad, es una ansiedad que afecta a todo el cuerpo y se produce en todo tipo de situaciones. Te pones nervioso por el mero contacto con la gente y tu nivel general de nerviosismo es elevado. El mecanismo principal por el que se mueve la ansiedad generalizada es por la anticipación

Aunque ahora mismo no esté ocurriendo nada que te produzca ansiedad, tu mente está alerta, de forma inconsciente, pensando en lo que podría ocurrir, o lo que va a ocurrir.

Características del trastorno de ansiedad generalizada

Según Ansiedadyestres.org, las características de la ansiedad generalizada son las siguientes:

1. Ansiedad excesiva por una gran cantidad de actividades.
2. Tienes problemas para controlar ese estado de constante preocupación. Recuerda esta palabra: "pre-ocupación".
3. Sufres de síntomas como: inquietud, irritabilidad, impaciencia, tensión muscular, problemas para concentrarte, fatigabilidad.
4. Todos estos síntomas afectan a tu vida social, afectiva, laboral, etc.
5. Padeces todo esto durante un período superior a 6 meses.

Para averiguar si tienes este problema, puedes hacer el test de ansiedad de ACTAD (Asociación Catalana para el Tratamiento de la Ansiedad y la Depresión).

Es un exceso de atención al entorno completamente fuera de lugar, un estado de alerta permanente, de continua activación fisiológica. Por eso tienes ansiedad sin motivo, aunque en realidad sí hay un motivo. Que tu ansiedad es generalizada y te acompaña de forma crónica.

¡Aunque eso no quiere decir que no existan formas de luchar contra ella y vencerla! Es lo que te voy a contar en el siguiente epígrafe.

Remedios para la ansiedad

Si sufres de "ansiedad sin ningún motivo" o no estás muy seguro de dónde te viene y cómo lo puedes solucionar, te recomiendo que pongas en práctica alguno de estos consejos.

1. Reduce tu nivel general de ansiedad practicando algún deporte, o haz ejercicios de relajación en casa.

2. Practica el mindfulness o conciencia plena.

3. Cambia tu manera de pensar. Hay que detener los pensamientos negativos y sustituirlos por pensamientos positivos. Aprende todo lo que puedas sobre programación mental o neurolingüística.

4. Haz algún curso sobre ansiedad generalizada realizado por profesionales. El curso Vive sin ansiedad es bastante serio y te da las claves para reducir la ansiedad generalizada.

5. Acude a un profesional de la psicología. Si crees que necesitas ayuda o asesoramiento psicológico, puedes buscar un psicólogo en tu ciudad o un psicólogo online que te acompañe durante el proceso de superación personal.

¿Crees que tienes ansiedad sin motivo? ¿Experimentas los síntomas del Trastorno de Ansiedad Generalizada? ¿Quieres compartir tu historia y consejos con nosotros? Te invitamos a que nos dejes un comentario.

No hay comentarios